15M

Publicado: mayo 13, 2012 en General

Ayer en Palma de Mallorca estuve en la manifestación que Democracia Real Ya convocó ayer. Los motivos no han cambiado, aunque seguramente ahora las marchas son aún más necesarias.

Había todo tipo de personas, desde niños de cinco años acompañados por sus padres (supongo que entienden que la situación actual no solamente les afecta a ellos, sino especialmente a sus hijos), gente jóven que ve como les recortan el futuro, mucha gente con bata blanca (médicos, enfermeros y demás personal de los hospitales públicos que han cerrado, el Joan March y el General), gente mayor que ven entienden quizá por viejos que la sanidad y la eduación son primordiales y muchas más personas que son difíciles de etiquetar o englobar.

Hasta aquí todo civilizado y democrático. Es maravilloso ver cómo la gente se manifiesta por sus derechos, algo que hasta hace mucho significaba acabar con tus huesos en la sobra por mucho tiempo. Así que es algo relativamente nuevo esto.

El problema vino cuando se terminó la hora que el Gobierno Balear había impuesto. Esto es algo que parece que está pasado desapercibido a la mayoría, cuando en realidad debería llamarnos mucho la atención de todos.

La manifestación estaba autorizada y al finalizar, la gente decidió libremente reunirse en la Plaza de España, que es pública. No es una plaza del Partido Popular ni de la Policía Nacional ni de Bankia. Es una plaza pública y por lo tanto pertenece al pueblo.

La actuación de la policía consistió en arrastar a la gente por los suelos, a unos cogerlos por los pelos y a otros retorcerles las muñecas para provocarles el suficiente dolor para que no se resistieran. A otros simplemente los empujaban.

Ellos (el Gobierno y la Policía Nacional) dirán que simplemente hicieron cumplir la ley.

No os dejéis engañar, porque no es así. La Constitución Española en su artículo 21 establece que “Se reconoce el derecho de reunión pacifica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará  autorización previa”.

Por lo tanto, el Gobierno simplemente prevarica al impedir la reunión pacífica de las personas en un lugar público. Sobre la Policía, qué decir. Ellos se deben a la Constitución y al Pueblo, y no a las órdenes del Partido Popular.

Cuando la Constitución se pisotea con la excusa de que “Yo es que solo cumplo órdenes”, es que hay un problema muy grave en España. Mucho.

De todas formas, parece que a veces las órdenes son más importantes que la Ley, la Constitución o el Pueblo, como bien explica Alberto Sicilia en su blog. Tristemente, esta es la situación actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s